fbpx

Construcción sostenible con termoarcilla

Arquitecto trabajando en un proyecto

La termoarcilla es un material que se utiliza en la construcción que está adquiriendo gran importancia en el sector gracias a muchas de sus características.

Debido a algunas de sus propiedades, como son su gran resistencia y su respeto por el medioambiente, se sitúa con ventaja en relación a otras alternativas del mercado.

Qué es la termoarcilla

La termoarcilla es un material cerámico de baja densidad y de mayor grosor que el ladrillo tradicional con base de arcilla, que posibilita una construcción saludable y evita problemas de toxicidad o alergias.

Propiedades de la termoarcilla

Se trata de un material de construcción óptimo debido a las grandes ventajas que presenta, como su aislamiento térmico y acústico, alta resistencia al fuego, bajo coste de puesta en obra y rapidez de ejecución. Todas estas características se reflejan en un menor coste económico, en comparación a otras soluciones, y en una mayor seguridad y confort para el usuario.

Otra característica destacable es su porosidad, ya que en el interior de cada pieza hay una gran cantidad de perforaciones que incrementan el aislamiento térmico de la construcción.

La combinación entre la porosidad del material y su forma geométrica, permiten obtener muros de una sola hoja con un gran rendimiento similar a los de varias capas, puesto que poseen todas las características de una construcción moderna en un solo material.

Finalmente, este material de construcción es respetuoso con el medio ambiente, puesto que es una opción que favorece el ahorro de energía.

Como ves, la termoarcilla es un material en tendencia que, debido a sus propiedades, va a estar cada vez más presente en el entorno gracias a una arquitectura más sostenible y moderna. En Kozo Arquitectura priorizamos los materiales responsables con el medioambiente y consecuentes con la eficiencia energética.

Publicado el