fbpx

Qué es el grafeno y para qué sirve en arquitectura

El grafeno es un material muy resistente y respetuoso con el medio ambiente que está cobrando mucha importancia en el mundo de la arquitectura por sus diferentes propiedades y utilidades.

En Kozo Arquitectura consideramos que la eficiencia energética debería ser una prioridad a la hora de llevar a cabo proyectos arquitectónicos y por ello queremos contarte todo sobre el grafeno.

Qué es el grafeno

El grafeno, antiguamente conocido como monocapa de grafito, es un material que se caracteriza por su extraordinaria resistencia superior a la del acero y por ser más ligero que el aluminio. Estas y otras propiedades han hecho que sea una alternativa a otros materiales en la arquitectura y también en la ingeniería.

Propiedades del grafeno

  1. Ligereza y flexibilidad: Como ya hemos contado, el grafeno es extremadamente ligero y además flexible. Esta propiedad hace que este material pueda moldearse y utilizarse de distintos modos.
  2. Resistencia: El grafeno es duro y muy resistente, perfecto para ser utilizado como un material de construcción.
  3. Conductor de electricidad y calor: El grafeno posee una alta conductividad, tanto eléctrica, como térmica, de una forma más eficiente que otros materiales como el cobre. Además, también puede generar electricidad a través de la energía solar.
  4. Inoxidable: Este material es resistente a daños causados por el agua, lo que lo hace de nuevo competir con otros como el acero.

Aplicaciones del grafeno en la arquitectura

Sus diferentes propiedades no dejan lugar a dudas de que el grafeno es perfecto para ser utilizado en la construcción de edificios reduciendo su impacto sobre el medio ambiente e incrementando su eficiencia energética, pero, ¿de qué forma? A continuación, te contamos sus distintas aplicaciones en la arquitectura.

Es utilizado para el aislamiento térmico de edificios, una solución que favorece el ahorro energético y económico.

Como gran conductor que es y aprovechando que puede captar la luz, una de sus principales aplicaciones es su utilización para la construcción de paneles solares.

Al ser la resistencia y la dureza una de sus propiedades más importantes, su uso combinado con otros materiales como el hormigón en una construcción hará que resista ante agentes externos y perdure más tiempo.

Como ves, el grafeno cada día va a estar más presente en la arquitectura gracias a sus distintas propiedades y aplicaciones. Un material que hace que la eficiencia energética sea posible.

Publicado el